26 de abril de 2012

¿ Cómo me gustaría que fuese mi presente?


Me gustaría poder ser lo que siempre quise y nunca me animé.

Si tuviera que escribir hoy un libro, o el guión de una película, y hacer de mi, la protagonista, seguramente el escenario seria algo muy distante de lo que es mi vida hoy.

Yo sería una mujer siempre arreglada, con mucha alegría, sonriente todo el tiempo. Cantando canciones por todas partes, mirando el cielo, el sol, la luna, los arboles, y sintiéndome completa con ello.

Seria una mujer muy fresca, muy jovial, muy dinámica, activa. Muy dulce pero de carácter fuerte y decidido, dispuesta a cumplir los muchos sueños que sueño.

Dirían de mi que creo que los sueños se pueden hacer realidad, y que a pesar de mis problemas siempre estoy bien, dando ánimos a los demás, sin hacer de sus vidas mis caminos.

Creería de mi que soy una compañía agradable, que soy hermosa y se lo contaría a todos los espejos.

Sabría con certeza que puedo tener en mi vida la compañía y apoyo de los demás, pero que hasta eso, es solo una circunstancia.

No tendría miedo de mostrarme como soy frente a nadie, y mucho menos frente a quienes quiero por miedo a perder su amor, porque sabría que si me comportara así, estaría consintiendo que esas personas están conmigo solo por lo que creen que soy.

No tendría miedo de amar, aun corriendo el riesgo de depender, porque sabría que Dios no me lo permitiría, y que durante estos años de vida, aprendí a no hacerlo.

Sería una mujer con historia.

Seria una mujer que lloro, sufrió, grito, vio la violencia, la cobardía, el desamor, el abandono, la traición, la mentira, la soledad, la locura, la oscuridad, el miedo, la perversión, una mujer que hizo cosas que jamas creyó poder hacer, cosas que hasta incluso dijo que no haría. Y seria también una mas que muere por la boca de este pez que dijo tantas cosas. Pero seria sin duda alguien que sabe que solo conocemos los limites cuando vamos hasta ellos. Y usaría todo lo que hice como experiencia, porque los recuerdos sin sentido, solo ocupan espacio.

Mi vida sería el reflejo de lo que un día aprendí: “ si podes elegir, elegí”. Porque podría decir que después de haber sido dependiente, víctima, histérica, mala, cruel, masoquista, autocompadeciente, pecadora, puedo elegir otra cosa para mi. Porque después de haber visto lo que vi, decido no querer eso.

Seria alguien con una mirada fuerte y de paz, un poco solitaria, pero social, buscando siempre el alimento de Dios y de esa paz infinita, de ese amor que arde y que es mi alimento.

Llevaría siempre conmigo, en todas las escenas, un cuaderno. Mi bitácora de vida, donde escribiría lo que yo quiera; escribiría para amar, para llorar, para sufrir, para ser feliz.

Seria una persona que no se deja influenciar por lo que digan los demás, solo los escucharía, y estaría segura de mi y de Dios, con quien consultaría todas las cosas.

Y todos se preguntarían de dónde saco esas fuerzas, esas ganas, esa alegría, esa energía, esa pasión por la vida y yo diría a todos, lo que un ángel me dijo: “no soy yo, es Dios”.

Y si después de escribir el libro o el guión de la película, me pidiesen una imagen que sintetice lo que diga adentro, la imagen seria tan solo: LUZ.





Autor: Natalia Casco
Bookmark and Share

2 comentarios:

Claudio dijo...

«Y todos se preguntarían de dónde saco esas fuerzas, esas ganas, esa alegría, esa energía, esa pasión por la vida y yo diría a todos, lo que un ángel me dijo: “no soy yo, es Dios”.»
Me emociona... mucho!
Papá

Anónimo dijo...

Como es posible que quien no quiere a su esposa,o no lucha por ella y se dedica a predicar lo contrario d elo que practica pueda engañar tambien a sus hijos

Publicar un comentario